lunes, 28 de enero de 2013

Bolaño: el punk literario

      En cuestión de artes el punk, más que un estilo, es una actitud. Lo sabía bien Roberto Bolaño, uno de los últimos escritores malditos que, tras recorrer varios países y no vivir demasiado en ninguno, llegó a Barcelona donde aún reside su familia. La literatura de Bolaño se mueve entre el hiperrealismo y el punk, con relatos breves que se recrean en lo miserable, en la incertidumbre y la desolación del ser humanoBolaño rechazó la literatura de los 60, de los 70 y de los 80, rechazó el gran realismo mágico que prácticamente había explotado García Márquez, así como las obras tradicionales. Estaba dispuesto a matar a los padres, porque, como él mismo dice en Putas asesinas, "el poeta es un huérfano nato". De toda la tradición literaria hispanoamericana, Bolaño solo se quedó con Borges, por ser el precursor de la posmodernidad, y con Cortázar por su manera de plasmar lo fantástico en lo real.

  


    Pero el punk de Bolaño no solo se manifestó en su literatura, también lo llevó a su vida, por ejemplo boicoteando actos poéticos que él despreciaba -como un recital de poesía de Octavio Paz del que le tuvieron que echar-. Las editoriales rechazaron continuamente sus trabajos, hasta que logró ganar algunos premios importantes que le llevaron a vivir de lo único que quería: la literatura.
    La vida de Bolaño fue quizá demasiado breve, pues con apenas 50 años falleció esperando un trasplante que nunca llegó, pero antes de morir dejó escrita su última gran obra  -2666- con la finalidad de que sirviera de sustento económico a su familia.

     

      Más allá de su muerte, el punk ha seguido en su historia. Patti Smith, la madrina del punk, se declaró seguidora de la narrativa de Bolaño y le dedicó la canción Blak leaves. Cuando visitó España, el hijo mayor de Bolaño subió al escenario a tocar con Patti Smith esta canción.

    Os dejamos con el reportaje "Bolaño, el último maldito" de TVE acerca de la vida y obra de este escritor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada